aldayjover Arquitectos

District Heating and Cooling . Zaragoza

fotos:  aldayjover
En el vértice norte del meandro de Ranillas se implantan dos edificios,
S.E.T.
y D.H.C. destinados a albergar instalaciones relacionadas con la generación y
transformación de energía con un altísimo nivel de exigencia tanto técnica
como urbana: forman buena parte de la fachada del Parque Metropolitano del
Agua y son los primeros edificios en una de las entradas estratégicas de la
ciudad. El edificio de la Central de energía (DHC) es una instalación que habitualmente se ubicaría en la periferia de la ciudad o en entornos
industriales, y que en ámbitos como el Forum 2004 de Barcelona, adopta
estrategias de ocultación. Sin embargo, optamos por no esconder la
instalación: no es posible enterrarla debido a la inundabilidad del
emplazamiento, a la vez que manifestamos la voluntad de visibilidad y de
dotarla de urbanidad. Adoptamos dos estrategias: disciplinarla dentro de
la ordenación volumétrica general y hacerla comprensible mediante la
posibilidad del acceso público y la expresión de su funcionamiento hacia
el exterior.



El objetivo de la instalación es la optimización de la producción
de frío y calor centralizándola, utilizando el agua del río para la
refrigeración y cogenerando energía eléctrica. La disminución del
gasto de energía es de un 20 % y unas 20.000 Tn de reducción de
emisión de gases respecto a los sistemas convencionales

Se compone de un gran depósito semienterrado de almacenaje de agua
(11.000 m3) y un cuerpo adyacente con la maquinaria. En la planta
sótano segundo se ubican las bombas y los intercambiadores, en la
planta baja los transformadores, los motores y los “chillers”, en
la planta segunda el control y las calderas (5 unidades de hasta 60
toneladas cada una).

El edificio es de hormigón visto y tintado de color gris oscuro al
interior y al exterior, con estructura de piel portante de 25
centímetros de espesor. El acabado exterior se resuelve con una
fuerte textura grecada que deja en segundo plano los despieces de
los encofrados, los accidentes y las imperfecciones. La textura
combina, de forma aparentemente aleatoria, el relieve de 4 chapas
grecadas de diferentes interejes y profundidades. El color negro
matiza los contrastes de luz y sombra y hace más compleja y
cambiante la textura final. La cubierta ligera y explosionable de
la sala de calderas se resuelve mediante planchas de policarbonato
ondulado. Debajo de cada onda se coloca un carril de leds RGB
controlados individualmente por un sistema “lighting control” que
permite generar imágenes. Esta gran pantalla para la proyección de
imágenes (20 x 20 m) se completa con otra pantalla a ras de suelo
de 4 metros de altura y unos 30 de longitud, de las mismas
características.

La decisión inicial de visibilidad del edificio de energía conlleva
una voluntad de transparencia no literal de su contenido y
funcionamiento. Así, se prevé visitable, para lo que se ha previsto
una infraestructura específica de recorridos en altillo, definidos
por un criterio de color según el tipo de energía, en contraste con
el negro de las salas de maquinaria. La complejidad del funcionamiento
del DHC en cuanto a las tres generaciones (frío, calor y electricidad)
y la variación de proporciones entre las tres a lo largo del día y de
las estaciones, se explica mediante la variación de las imágenes
digitales que se proyectan al exterior en la gran pantalla de
policarbonato de la fachada a la avenida. El ordenador central de
gestión de la central informa al software de las producciones en
marcha, que se traduce a señales de video. El edificio original de
hormigón se convierte en transparente por procedimientos digitales,
no materiales, con sus contenidos en video formando parte del programa
de intervenciones artísticas de EXPO, obra de Eulalia Valldosera. Por
la noche, el edificio negro desaparece y las imágenes de la obra de arte
adquieren su autonomía flotando entre los árboles del Parque del Agua.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada