Rueda . Mariné . Borque

nueva plaza principal . Rjukan


Rueda . Mariné . Borque

La nueva plaza de Rjukan se va a convertir en la puerta de acceso y experiencia del conjunto industrial y paisajístico candidato a Patrimonio de la Humanidad, siendo al mismo tiempo el principal espacio de uso cotidiano de los habitantes de Rjukan.














Un espacio que va más allá de sus límites físicos, configurado por la superposición de elementos paisajísticos en diferentes planos, compuesta por los edificios de la ciudad de Rjukan, el cauce del Mana, el eje industrial histórico, la luz del nuevo heliostato, las laderas boscosas, la cima del Gaustatoppen. Todos actores principales de una escena que puede ser apreciada de una manera más intensa, de la que pretendemos que se tenga una nueva experiencia.
Se trata del poder de la escenografía como herramienta para modificar la percepción de un espacio construido desde diferentes escalas, de la más próxima hasta la del valle del Mana.
Proponemos dos líneas de intervención principales: la extensión y modificación de los límites de la superficie de la plaza, y la inserción de nuevos objetos-actores en la escena del espacio público.
La extensión de los límites de la plaza permite al visitante tener una experiencia más intensa del contexto que la rodea, al tiempo que habilita para los habitantes de Rjukan nuevos espacios de uso para todas las edades.
Este nuevo límite incorpora la plataforma inferior, atravesada por Månaveien, como aproximación al eje del río, de manera que la plaza queda configurada por dos espacios principales unidos, situados a dos cotas diferentes, y totalmente accesibles. Desde este espacio se incorpora la posibilidad de descender por un sendero hasta el cauce del Mana.
Es fundamental la presencia del sol en la plaza, donde se configuran espacios totalmente expuestos a la luz natural desde el sur, en verano, en toda su superficie, y mantiene sin interferencias la zona de la cota superior para que en invierno la incidencia de la proyección del helióstato sea máxima.
El espacio central de la plaza mantiene en su estado topográfico actual, fundamentalmente plano, manteniendo su gran flexibilidad de instalación de mercados y realización de eventos.
Se altera la topografía de los límites para obtener un acceso continuo a los edificios laterales, y para facilitar la unión con la cota de Månaveien, comunicándola mediante el moldeo del desnivel como un recorrido accesible e incorporando el talud como espacio de uso.
El límite del pavimento se extiende también hacia zonas próximas para asociarlas a la plaza, cruzando Sam Eydes Gate, prolongándose hacia Storgata y hacia otros accesos por calles próximas.
Se emplea un patrón reconocible para el pavimento, de forma triangular, que permite realizar agrupaciones de menor o mayor escala y puede asumir las modificaciones topográficas de una manera muy flexible. El resultado es un patrón que convierte a la base en un plano más de la escena, visible desde la plataforma elevada o desde diferentes puntos elevados del valle.

Una vez moldeada la base, incorporados nuevos espacios y facilitada la accesibilidad, se propone la inserción de un conjunto de objetos, inspirados en la geometría de las montañas, materializados con la ligereza de la madera como método de construcción tradicional, y capaces de resolver las necesidades de programa y de modificar la configuración del espacio de la plaza..
La estrategia de implantación definiendo el nuevo límite mantiene la flexibilidad de la plaza introduciendo nuevas posibilidades de interactuación con los usuarios.
Adquieren un papel concreto en el espacio público, crean enmarques visuales por su transparencia y permeabilidad y se convierten en referencias visuales que permiten localizar y reconocer la plaza como centro del conjunto desde todos los ángulos de vista.
Cada uno con formalización distinta, son cuatro: el objeto panorama, el objeto quiosco, el objeto cubierta, y el objeto técnico, repetido tres veces.
Como nuevos actores incorporados a la escena, su interactuación dotará al conjunto de una identidad característica propia.
El objeto panorama define el límite sur del nivel superior de la plaza, central en el conjunto; genera una plataforma elevada accesible en su cubierta y un espacio cubierto bajo ella. Permite a los visitantes observar de manera inédita el conjunto y tener un conocimiento completo del contexto; lugar perfecto para seguir los eventos en la plaza, desde diferentes configuraciones de graderío. El espacio inferior es perfecto para ocupar con mercado los días de nieve o lluvia, mientras los apoyos contienen los aseos públicos, taquillas para alquiler de patines, o almacén de sillas e instrumentos de uso temporal.
El objeto quiosco transporta al visitante al límite del espacio junto al río, configurando un espacio menos expuesto como terraza donde tomar el sol tomando un café. Acoge una pequeña cafetería con barra y algunas mesas, así como almacén.
El objeto cubierta prolonga la plaza al oeste y le da visibilidad, ocupando la actual isleta como lugar de aparcamiento de bicicletas.
El objeto técnico contiene los equipos de alumbrado público, de eventos y los sistemas de sonido de manera permanente sin necesidad de ser instalados cada vez. Se distribuye por la superficie de la plaza en tres posiciones para que su influencia sea completa y homogénea. En su base se configura como una cabaña, así que junto a Sam Eydesgate puede usarse como parada de autobús.

Tanto la superficie de la plaza como los objetos configuran un sistema interactivo, donde desde niños a mayores pueden interactuar con el espacio jugando.
El agua es un elemento fundamental en el conjunto como símbolo de la energía Hidroeléctrica, origen de Rjukan; existe una zona inundable limitada en una zona de la plaza, que en invierno se hiela y sirve como zona de patinaje, y en verano se inunda, surgiendo fuentes para jugar. Junto a esta zona, al borde del talud, el pavimento se eleva convirtiéndose en zona de juego, asiento y mirador.
La configuración de todas las piezas da al espacio gran versatilidad y posibilidad de la realización de actividades de diferentes escalas, afluencias, edades, adaptado a su estacionalidad.
Todos los mercados caben en la plaza. El mercado diario de Blomsterbil y fiskebil sigue teniendo su espacio en el espacio de la plaza próximo a Sam Eydes Gate. En verano, toda la superficie de la plaza está libre para la realización de grandes eventos y mercados.
En invierno, activa la pista de patinaje, se mantiene una amplia franja de norte a sur y hacia el este, libre de elementos que puedan interferir en la ubicación de puestos de mercado, pudiéndose colocar alrededor de la pista el árbol de navidad o los mercados de navidad.
La nueva disposición de los espacios también da nuevas posibilidades para la realización de grandes eventos, con un espacio total de unos 4.900 m2, o bien de eventos más pequeños, asociados a las gradas del objeto-panorama, o a los taludes naturales, como pequeños conciertos o actuaciones teatrales o infantiles.
Sencillez de recursos materiales y técnicos. Para la pavimentación se emplearán piezas de piedra de granito y pizarra local en piezas triangulares, totalmente adaptables a los cambios de topografía de la superficie de la plaza. Los objetos superpuestos, muy ligeros, se construyen mediante sencillas estructuras metálicas y revestimientos de madera de coníferas locales. Es muy importante la utilización de recursos próximos; la sostenibilidad es un valor fundamental de la candidatura de Rjukan como Patrimonio de la Humanidad.

Concurso Rjukan Torg. Sol på torget
Ideas para la nueva plaza principal y centro urbano de Rjukan (Noruega)
Marzo 2013

Autores de propuesta:
Beatriz Borque Badenas
Miquel Mariné Núñez
César Rueda Boné


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada