GABRIEL VERD GALLEGO . SIMONE SOLINAS

Escuela de Educación Infantil "La Viña" . Cúllar Vega


GABRIEL VERD GALLEGO . SIMONE SOLINAS . fotos: © Roland Halbe . © Cosmin Dragomir

El proyecto se articula entorno a la idea de crear un edificio permeable, en el cual el espacio exterior su relación con el interior es siempre protagonista.







fotos superiores © Cosmin Dragomir











fotos superiores © Roland Halbe







La disposición general se realiza mediante dos ejes diferenciados y complementarios. El eje transversal concentra la actividad más pública del edificio de servicios y zona administrativa. El eje longitudinal corresponde a la actividad docente, donde se sitúan las aulas.
El acceso principal se convierte en un estímulo para los sentidos, el color y el olor de las flores, el sonido del la grava al ser pisada, la contemplación del paso de las estaciones contado por la caída de las hojas de los chopos, … la invitación crecer, plasmado en el mural realizado por el Niño de las Pinturas.
El proyecto se articula entorno a la idea de crear un edificio permeable, en el cual el espacio exterior su relación con el interior es siempre protagonista. La disposición general se realiza mediante dos ejes diferenciados y complementarios. El eje transversal concentra la actividad más pública del edificio de servicios y zona administrativa. El eje longitudinal corresponde a la actividad docente, donde se sitúan las aulas.
El acceso al recinto es totalmente diferenciado para personas y vehículos. La escuela busca en su perímetro la alineación con la estructura urbana existente, mediante un elemento de cerramiento lo suficientemente denso como para cumplir este cometido, pero a su vez permeable que permita la visión del interior del recinto, de este modo acudimos a la imagen tan usual en la arquitectura popular de tapia que oculta un jardín. Las hileras de chopos, cuando crezcan, ayudarán también a matizar esta imagen del interior e integrará el conjunto con su entorno.
El atrio de acceso ajardinado que agrupa entorno a sí el recorrido de acceso, el área administrativa y el comedor del centro. La vía de entrada se encuentra cubierta por un voladizo de hormigón que nos marca el camino y da la escala de singularidad que el edificio pretende. La solución arquitectónica de éste centro huye de ser pretenciosa y complicada, pero sí trata de dar una imagen de arquitectura individualizada, que refleja su carácter institucional. Procura un ambiente confortable, alegre y limpio, que contribuye, no sólo a facilitar la actividad docente, sino también a desarrollar en los alumnos hábitos de convivencia y de buena relación con el entorno escolar.
De tableros fenólicos para encofrar, el porche cubierto, permite el esparcimiento de los niños en condiciones climatológicas adversas. Este espacio situado en medio de la zona común de juego cumple su función protegiendo de la lluvia en los días de invierno y proporcionando sombra en las cálidas jornadas primaverales. La sombra de los chopos acondicionará debidamente el patio a partir de primavera.

Los espacios exteriores se tratan en su totalidad con materiales adecuados según los usos, brindando una especial atención a la zona representativa. Las áreas exteriores de juegos y aulas al aire libre se sitúan próximas a las aulas e incorporan fosos de arena, zonas pavimentadas, etc. Estas aulas al aire libre se han proyectado, como espacios complementarios, espacios, ligados al aula, donde se puede realizar la actividad escolar al aire libre. Se ha tenido en cuenta la buena orientación para conseguir un soleamiento adecuado evitando en todo momento la exposición norte.
Se ha pretendido una planta de traza sencilla articulada entorno a ejes de mínima superficie de circulación y permitiendo flexibilidad en la organización de los espacios. Se han usado formas rectangulares y diáfanas que son las más aconsejables. Así mismo, se ha tenido muy en cuenta la posible ampliación del centro con el mínimo de dificultades constructivas y de distribución hacia el extremo sur de la parcela. De igual manera la concentración de la edificación favorece la vigilancia, limpieza y conservación del edificio a la vez que reduce el gasto de mantenimiento del mismo.
La actividad docente se concentra en el eje transversal, y reparte al alumnado según ciclos, agrupando a los de tres y cuatro años en la zona norte y a los de cinco años en el extremo sur de la edificación junto al patio principal de juegos.

Como estrategia bioclimática y debido a los condicionantes de la parcela (estrecha y larga con eje norte-sur), se ha distribuido las aulas para que reciban la luz de la mañana y de la tarde. Se ha huido en todo momento de la orientación norte por no considerarla adecuada al clima de la zona.
Con la intención de realizar un proyecto de calidad y adecuado a las necesidades programáticas de un centro educativo se ha pretendido hacer un edificio valioso a la par que sencillo y austero, con soluciones constructivas resistentes, a prueba de un trato duro y un desgaste acusado, apto para resistir una larga vida en perfecto estado y con un mantenimiento reducido al mínimo imprescindible. Dado el reducido presupuesto disponible la estrategia bioclimática principal se ha centrado en procurar que todas las aulas cuenten con ventilación cruzada y disponga de luz solar directa en las épocas de invierno y sombra a partir de abril.
La configuración de la presente propuesta permite la ampliación del edificio hacia el sur. Al estar ubicado el solar junto con todo el equipamiento docente de la población (Grupo escolar Francisco Ayala) hemos creído oportuno plantear la posibilidad de conexión de este Centro con los ya existentes y con la zona deportiva prevista en el desarrollo urbanístico en el lindero norte.
En el proyecto se ha tenido en cuenta la buena integración en su entorno urbano y su adecuación a las condiciones bioclimáticas del lugar aprovechando al máximo las orientaciones disponibles, los materiales de la zona, la composición estética de la arquitectura y la utilización de una jardinería adecuada al clima. Se ha elegido como árbol principal el Chopo (Populus Nigra) por ser ésta una especie autóctona de la comarca, tener un fácil mantenimiento y un crecimiento rápido.

La elección de los materiales e instalaciones se ha considerado las características técnicas propias que garanticen una adecuada durabilidad con un gasto mínimo de conservación.
Todas las dependencias tienen luz y ventilación natural directa. Todos los espacios se encuentran debidamente relacionados evitando los recorridos largos y procurando la integración visual de todos los espacios interiores del edificio. De este modo se ha realizado la agrupación de las aulas y espacios docentes sobre la base de la funcionalidad escolar y la disposición por ciclos de edad. Los alumnos de primer y segundo curso se encuentran resguardados del patio general de juegos, y cerca de las dependencias del profesorado, las aulas de último curso con más independencia y con un acceso más directo que las primeras.
Se han evitado que los espacios de circulación se conviertan en pasillos largos y oscuros en fondo de saco iluminándose ésos a través de ventanas altas situadas en la zona de acceso a las aulas posicionando éstas con la iluminación dentro del recorrido.

Architectos: Gabriel Verd, Simone Solinas
Concurso: 2007 Project 2007 Realización: 2009
Colaboradores: Edartec Consultores (Structures), Rafael Rodríguez Lora (Mechanical Engineering), Eduardo Vázquez (Technical Architect), Jorge Acero (Architect ISE Andalucía), Mario Gaudio(Model) , Roland Halbe, Cosmin Dragomir (Photographer)
Superficie construida: 1.619 m2
Coste: 1.983.255 EUROS
Promotor: ISE Andalucía (Ente Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos) Junta de Andalucía (Consejería de Educación)



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada