Moran + Tardieu

Ulfarsardalur Center . Reykjavik


Berenice Moran + Manon Tardieu

Hemos elegido colocarnos al Este de nuestro solar.
Esta decisión nos permite que el Polideportivo sea la primera pieza visual que se percibe de nuestro proyecto. Resaltando su importancia.









"My eyes, like lighthouses of fate, trace mysterious signals through the desert seas.
And eternal, the flame in my heart ascends in spirals to illuminate the horizon."

Emplazamiento
Además conseguimos optimizar la captación solar. La escuela queda en el punto extremo conectada con el bosque. Y el centro cultural y piscinas se convierten en el corazón del proyecto.
Las piscinas en la fachada Sur para aprovechar el sol y la luz. abiertas a las vistas sobre en valle.
Nos adaptamos a la forma del solar para conseguir la mayor superficie construida. Decidimos cerrarnos a la carretera y abrirnos hacia el valle.
Las conexiones desde la Carretera son buenas y en el lado Oeste plantearíamos las viviendas que quedarían mas relacionadas con la urbanizacion ya existente.
Un concepto: El horizonte
En Islandia existe una relación particular entre la tierra y el cielo.
Las Auroras Boreales, la noche, las constelaciones cubren el paisaje con un manto mágico situando al cielo como un elemento potente e independiente.
El cielo compite con la tierra.
La tierra a su vez constituye un personaje principal con sus colores, contrastes, paisajes lunares.
Cuando unimos estos dos caracteres tan potentes por separado obtenemos un efecto brutal. Una división.
Cielo y tierra no se fusionan.
No existe unión.
No existe un horizonte.
Esta reflexión nos lleva a querer crear una pieza de unión, de transición entre cielo y tierra.
Para conseguir esto construiremos un cielo hecho de tierra y una tierra hecha de cielo.
Ahora, tierra y cielo coexistirán, se unirán, y en su transición aparecerá un espacio nuevo, el horizonte.

Relación con la Naturaleza
No queremos que nuestra pieza altere el paisaje, es una transición entre tierra y cielo.
Desde esta pieza se podrá mirar al cielo de diferentes formas y se podrá enmarcar el paisaje "terrestre" para enfatizar la potencia de los dos mundos.
Tierra y cielo unidos en un recorrido a través de diferentes espacios con cualidades de color, de luz y de función diferentes.
Nuestro edificio constituye una pieza para unirlos.
Será parte del cielo por la noche cuando desde arriba aparezca como una aurora boreal trazada en la tierra, y parte de la tierra cuando por el día se
mimetice con el paisaje.
Por otro lado se encuentra la transformación de este paisaje en las cuatro estaciones del año, nuestra pieza arquitectónica se transformará con él, es
parte de la naturaleza. Un elemento más de la tierra y un elemento mas del cielo.
El proyecto constituye una integración, y acercará a los hombres a su Naturaleza.

La Estructura
Para conseguir una concepción espacial abierta hemos concentrado todas las instalaciones en muros.
Estos muros reciben a las vigas de la planta superior y tienen una importante función estructural.
Las luces que teníamos que salvar con las vigas eran muy grandes para conseguir un espacio tan abierto.
Esto nos llevó a considerar las vigas no solo como elemento estructural pero también como espacio capaz de contener una función.
Utilizaremos tres tipos distintos de hormigon.
Un hormigon suave para las vigas y las piezas que miran hacia el cielo.
Un hormigon encofrado en horizontal para los muros que salen de la tierra y acogen a estas piezas. Horizontal para potenciar la idea de la pieza
pesada que se apoya sobre ellos.
Un hormigon encofrado en vertical marcará las torres que enmarcan el paisaje . Como si la tierra se hubiera erigido escapando del suelo.
Los niveles y las conexiones
Nuestro edificio se divide en tres niveles. Cubierta-Horizonte-Suelo.
El elemento superior, elevado, capta la luz y al llegar la noche se transforma en un observatorio de estrellas.
Este elemento captura el cielo, lo atrapa. Como unos ojos que se elevan.
Se materializa por unas vigas que cruzan el espacio y unas torres miradores que enmarcan el paisaje.. El material utilizado será hormigón, tierra.
En este nivel se situarán las zonas más privadas del programa, oficinas, zonas para empleados, áreas abiertas de estudio.
Todas estas zonas están conectadas entre sí.
El nivel inferior es el nivel terráqueo, bañado con luz natural filtrada a través de las vigas superiores. Una pieza que conecta todas las funciones adaptándose
a la topografía a través de rampas y patios.
En este nivel están las funciones del programa que conllevan más especificaciones, piscina, sala deportiva y zonas del colegio como las salas de juego y salas de estudio.
Entre estos dos niveles surge un espacio intermedio. Es el nivel etéreo, metafísico. Es un horizonte.
El nivel del ojo, de la atmósfera de la emoción de la visión y experiencia de la luz. Hemos querido potenciar una conexión visual entre todos los
espacios para resaltar la idea de "edificio único", y ofrecer la posibilidad de moverse de un punto del edificio al otro sin tener que salir al exterior.
Físicamente la diferenciación de los espacios se produce por los cambios de nivel, la comunicación entre niveles es posible a través de rampas
o en los núcleos de comunicacion vertical.
Se ha buscado con la organización del programa que las diferentes zonas constituyan un elemento único pero también pueden funcionar por separado.
Se pueden cerrar varias zonas permaneciendo el resto activas.

Berenice Moran + Manon Tardieu
Colaboración: VINK Visuals (Cesc Massanas Van de Ven)
Concurso. Mencíón.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada