ROBERTO ROSSELLINI

FILMANDO BEAUBOURG



+ macba

El 31 de enero de 1977 se inauguró en París el Centro Georges Pompidou.
Una extensa zona en el centro de la ciudad, incluyendo el mercado de Les Halles, tuvo que ser derribada para erigir el equipamiento cultural de mayor impacto en décadas. Tres meses después, el 6 de mayo, Roberto Rossellini finalizaba el montaje de una película de cincuenta y cuatro minutos en la que testimoniaba las reacciones del público. El gran cineasta del neorrealismo había sido propuesto a instancias de Jacques Grandclaude –impulsor de la productora Communauté de Cinéma– al Ministerio de Asuntos Exteriores francés para celebrar la apertura del edificio proyectado por Renzo Piano y Richard Rogers. El resultado se tradujo en una mirada escéptica. "Una película sin comentarios ni música", tal como el propio director declaró a los periodistas. Tal vez por eso, Le Centre Georges Pompidou, la que sería la última película de Rossellini, apenas recibió atención. Recuperada por Jacques Grandclaude y depositada en la Fondation Genesium, que se constituirá próximamente en Mons (Bélgica), no solo permite examinar el proceso de realización de la película, sino que también nos transporta a los primeros días en los que una institución como el Centro Pompidou abrió sus puertas.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada