Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Si en su día nos vimos obligados a eliminar del monumento su carga de retórica para poder apreciar lo que hay de valioso en lo inmenso, ante los excesos que se intuyen en el presente, ¿será necesario también despojar a lo minúsculo de su aura de romanticismo para poder volver a advertir su sentido?

Carlos Cachón


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada