Josep Llinàs

Edificio de viviendas en Vallcarca. Barcelona


La asimetría del solar: por un lado un edificio de viviendas enorme, resultado de una normativa en desuso, que ha dejado como límite Este una pared medianera; por el otro, una vivienda unifamiliar, en planta baja, entre medianeras, edificio común en el tejido urbano constitutivo del barrio.



















Más el desnivel del solar -12 m de una calle a la otra- nos llevó a plantear un primer proyecto de cuatro viviendas unifamiliares formadas por una crujía de 4 m, lo más alta y extensa posible, adosada a la pared medianera, y pequeños anexos perpendiculares para formar salas de estar y patios de acceso.
A punto de iniciarse la construcción, la propiedad cambió de idea y las dos viviendas de más altura se convirtieron en una sola vivienda unifamiliar de uso propio. Más tarde, se transformaron las dos restantes en la misma direc­ción, resultando una segunda vivienda, un local de oficinas y un garaje.
Estas transformaciones, que hacen del inicial orden -repetir cuatro veces la misma casa- algo ininteligible y arbi­trario, mantienen sin embargo los objetivos iniciales del proyecto: construir una crujía estrecha -ahora de 4,5 m- adosada a la medianera del vecino.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada