RAS arquitectura

TODO LO SÓLIDO SE DESVANECE EN EL AIRE . rehabilitación de la fachada del C.O.A.C. Barcelona


RAS arquitectura

Un gesto claro y primordial, elevar el perímetro marcado por el mural del frente de Picasso hasta 16 metros por encima, hasta la cota de las edificaciones vecinas (que también es la cota de la primera propuesta de Xavier Busquets para el concurso), para delimitar un espacio interior, una plaza con un jardín en el interior presidida por la nueva fachada de la torre. La intención es muy clara y directa: demostrar la capacidad de la arquitectura para transformar el espacio mediante un gesto decidido y decisivo.






La cubierta sin uso del auditorio se convierte ahora en una plaza que se pretende pública, accesible desde el interior de la torre y también desde Plaça Nova, mediante una pequeña escalera que se asienta en la mitad de la plaza y llama la atención sobre un espacio que se muestra al exterior de manera velada a través del recurso de la chapa microperforada. Una pequeña puerta descentrada y alineada con el eje que separa el jardín introduce a los visitantes en un espacio nuevo, donde lo sólido, ya sean creencias, dogmas, materialidades o suposiciones previas, se disuelve en el aire del propio espacio creado, a una escala insólita, tanto del propio espacio, como de la materialidad/inmaterialidad con la que está resuelto.

La fachada de la torre se resuelve mediante dos capas. Hacia el interior, carpinterías metálicas y vidrios a toda la altura libre disponible entre forjados, ligeramente retranquedos del límite de éstos (50cm), para generar una
primera sombra que ayude al control del asoleamiento. Estas carpinterías siguen la modulación original del proyecto de Xavier Busquets, y según esta misma modulación se dispone la subestructura de perfiles metálicos que sujeta la capa exterior de la fachada: planchas de vidrio con distintos grados de transparencia (un posterior análisis energé- tico en función de cada planta y zona indicará los tipos y cualidades de los vidrios a usar), de nuevo con la misma modulación en su anchura, pero introduciendo una escala diferente en la altura. Se proponen dos tipos de piezas: desde la base, piezas de 16 metros de longitud (el límite dimensional en uno de los ejes para el vidrio no está marcado por la fabricación, sino por la posibilidad de transportarlo, siendo 16 metros asumibles por el transporte especial rodado de camiones) hasta coger la cota de coronación del muro de chapa microperforada, y desde esta cota unas nuevas piezas exactamente iguales, ahora de 7.6 metros de largo, hasta la coronación de la torre. Las planchas de vidrios se colocan con un pequeño ángulo de inclinación de 5º para solaparlas entre sí haciendo desa- parecer la subestructra posterior. Las planchas de coronación invierten el ángulo de inclinación a -5º para marcar de manera sutil el cambio.
De esta manera, hacia el exterior, la fachada de la torre se presenta como un gran paño con cualidades inmateriales a escala del espacio propuesto, diluyendo la escala más identificable de la sucesión de forjados.

La simple concepción de la propuesta arquitectónica introduce cualidades energéticas de manera previa a proponer sistemas activos: la doble capa de fachada actúa como un acumulador del calor de la radiación solar (la orientación es sur-sureste), almacenando calor mediante la cámara de aire que queda entre ambas capas. En verano se habrá de procurar una ventilación eficiente para la cámara de aire para que disipe el calor acumulado, mientras que en invierno se actuará conservando el calor; por otra parte, el propio retranqueo de las carpinterías de la primera capa procura una primera línea de sombra sobre el interior y favorece una pequeña pasarela exterior para la limpieza y mantenimiento. Ésta capa resuelve los condicionantes térmicos y acústicos mediante las propiedades de las propias carpinterías y de los vidrios, siendo una solución standard y de eficiencia más que demostrada por la industria.
El hecho de crear un nuevo recinto semicerrado favorece el control acústico, actuando como un primer filtro. Un segundo filtro lo harán las planchas de vidrio de la segunda capa de fachada, mientras que el control definitivo recaerá en las carpinterías metálicas y los vidrios.
La inclusión de la vegetación también ayudará a crear un ambiente con un cierto control de la humedad en el espacio de la nueva plaza, así como a propiciar las sombras y el control del asoleamiento sobre la fachada de la torre mediante el estudio de las especies a plantar (en cuanto a su altura, el tipo de hoja, la frondosidad...).

Esta propuesta propone espacialidad, materialidad, y uso. Por ello, la elección de la frase de Marx como lema, con toda su significación (especial mención a la desarrollada por Marshall Berman en el libro del mismo título), no es casual, sino causal.

TODO LO SÓLIDO SE DESVANECE EN EL AIRE
concurso de proyectos para la rehabilitación de la fachada de Plaça Nova del C.O.A.C. 1ª fase. modalidad C


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada