Carlos Arroyo

Academia de Danza, Interpretación y Música . Dilbeek

más: Carlos Arroyo Los volúmenes del nuevo edificio se sitúan en suave transición entre la escala de las viviendas unifamiliares al este y, al sur-oeste, el imponente edificio del Centro Cultural Westrand del arquitecto flamenco Alfons Hoppenbrouwers. La entrada principal se enfrenta a la del centro Cultural y al camino del Ayuntamiento sobre la zona de aparcamiento, mientras que el extremo opuesto se mezcla con la reserva natural de Wolfsputten. Nos encontramos en el límite entre la ciudad y el bosque y queremos mantener ese delicado equilibrio. La Academie y su Auditorium deben ser simbióticos, funcionando juntos pero manteniendo su independencia. Tendrán un acceso y vestíbulo comunes con servicios compartidos, pero con un punto de control en una situación estratégica para separar los dos recorridos de público. En el primer piso, el escenario tiene una conexión directa con la Academie El diagrama se traslada directamente a la sección, con el Auditório sobre el acceso. La Academia y el Auditorio se conectan internamente en la planta superior, directamente sobre el escenario. Otro factor determinante de la forma es la necesidad de ofrecer suficiente superficie de paneles solares con buena orientación. Por otra parte, la entrada ha de estar protegida de la frecuente lluvia para proteger los instrumentos musicales al entrar, o al salir y esperar la llegada del medio de transporte.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada