CREUSeCARRASCO arquitectos

Cinco viviendas enlazadas en Ézaro . Dumbría


origen: gracias a CREUSeCARRASCO arquitectos

Se trata de un solar pegado a la carretera que atraviesa el núcleo de Ézaro. Existen viviendas por detrás y en uno de los lados. Por el otro, una gran masa de roca recortada típica del paisaje de Monte Pindo. El proyecto responde a todos estos condicionantes, proponiendo una ocupación mínima de la parcela, enlazando las viviendas entre sí y apoyando toda la edificación en los núcleos de escalera y ascensor. Su tratamiento volumétrico es el de un objeto tallado sobre si mismo en función de esos límites, pero a la vez, separado de ellos.
Son cinco viviendas enlazadas, 3+2 por planta (en un principio y en el mismo volumen fueron 3+3) formando un único macizo con patio interior apoyado en dos piezas de comunicaciones que delimitan a su vez la circulación rodada de acceso y el aparcamiento. Dos U horizontales solapadas y contrarias, dejando terrazas, soleamiento y la visión del mar entre ellas. 




















Un pequeño talud separa la planta baja y el patio de la vía. Para cada una de las viviendas se han intentado conseguir múltiples y largas fachadas que, no obstante, forman una única pieza construida apoyada en dos puntos.
Se ha tenido especial cuidado tanto en la definición y configuración del espacio entorno a la edificación y su interior vacío como en la posición del volumen respecto de la vía principal de acceso, estableciendo una franja verde de transición que acompaña a la acera existente, de manera que la fachada del edificio queda retranqueada. Esto, unido al hecho de separarse del terreno en la parte delantera, definiendo un espacio en semisótano abierto, permite esconder el aparcamiento detrás de la zona verde y crear un patio muy amplio y luminoso en el centro de la edificación que funciona como espacio interior-exterior desde el que se accede a los núcleos de comunicaciones.
El tratamiento de la cubierta como un plano más del volumen, responde a la idea de un objeto recortado en el paisaje que, como una roca, no diferencia de manera explícita sus caras.
Los materiales empleados guardan estrecha relación con la implantación volumétrica. El hormigón visto, texturado con tabla horizontal, resalta su condición monolítica. La madera en sus carpinterías, terraza 1ª e interior, junto con las cubiertas verdes, el acceso rodado y el aparcamiento con pavimento plantado, sirven de contraste cálido al hormigón (roca) tal y como se da en este paisaje.


OTROS DATOS
Anteproyecto inicial 2007
Proyecto Básico 2010
Parcela 1.323m2
Superficie útil 79,03m2 / 97,06m2 / 85,78m2 / 121,26m2 / 124,64m2
Alturas 2

ARQUITECTOS
CREUSeCARRASCO
Juan Creus
Covadonga Carrasco

COLABORADORES
Belén Salgado
Alexandre Antunes
Bárbara Mesquita

PROMOTOR
Elia XXI S.L



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada