64 Mateo Arquitectura

2semesters 150entradas 150posts 2semestres
nueva sede de la Filmoteca de Catalunya . Barcelona


Mateo Arquitectura . fotos:  © Adrià Goula

<< Sobre la Forma… Las ruinas enseñan la estructura de los edificios. El Foro Romano visualiza el plano de cimientos y albañales de la ciudad.
En la ciudad antigua, mi edificio pretende expresarse como pura estructura, sin revestimientos ni acabados.
Los muros-viga de hormigón visto que construyen las fachadas, siendo muy diversos, son de la familia de los desvencijados muros vecinos, que enseñan a través de sus desconchados su masa central originaria.
Sobre el muro se yuxtaponen filtros. Es una metáfora cinematográfica pero no sólo conceptual, sino sobre todo física, sensible. En la ciudad vieja, con relaciones muy próximas entre edificios la interacción debe mediarse, filtrarse. Y esto se produce a través de diversos artilugios, con una vaga referencia cinematográfica.
Sobre el espacio… El espacio se articula sobre dos movimientos:
a) El descenso hacia la oscuridad de los cines, con reflexión de los espectadores ( a su vez reflejados, actores a través de un conjunto de espejos)
b) El ascenso hacia la luz, hacia los lugares de trabajo.
Dos patios conectados pero no continuos acompañan y construyen el movimiento. >>
Josep Lluís Mateo














Lugar y Proyecto:
El edificio de la nueva Filmoteca se ubica haciendo frente a la Plaza Salvador Seguí, tangente a la calle Sant Pau, y configurando, con construcciones existentes, la calle Espalter.
Muy cercano a la mítica calle Robador, en una zona que, a pesar de los grandes “sventramentos” todavía producidos y del cambio de población, conserva su carácter denso, popular y asfixiantemente mediterráneo/portuario.
La relación con el entorno, opera en los siguientes niveles:
El proyecto y la Plaza Salvador Seguí:
La plaza representa un claro dentro del denso barrio de El Raval que, gracias a la nueva construcción, atrae a nuevos usuarios y acoge encuentros masivos. Por ello, a nivel de planta baja, se encuentra un porche, cerrado o abierto según convenga funcional­mente.
El edificio sigue con la continuidad de la calle mimetizándose así con su entorno.
El proyecto y su entorno inmediato: la calle Espalter:
Se entierra el volumen de las salas de proyección en el sub­suelo, por tanto, se reduce la escala y el impacto visual del edificio. Por otra parte, se incrementa ligeramente la anchura de la calle retirando un poco el edificio del resto de construc­ciones. También para ampliar la calle, el nuevo edificio re­corta en sección la planta baja en los testeros.
Materia/Forma
La Filmoteca se ha imaginado con la forma “en construc­ción” como masa y volumen, sin detalle. Por ello, su princi­pal material es el hormigón, duro, resistente. Para acentuar este aspecto de “inacabado” las vigas de canto aparecen en el exterior con los tensores postesados.
El edificio es básicamente un muro-viga, que al mismo tiempo que libera grandes espacios, no tiene presencia doméstica
El programa:
El programa reúne en un solo edificio funciones hasta ahora dispersas: la Biblioteca, el archivo, y las dos salas de proyección, así como todas las funciones administrativas y añadidas, desde dónde se preparan las actividades de difusión. Además, se incluyen unas salas de exposición y una cafetería-bar.
En la planta baja se sitúan la recepción y vestíbulo a las salas de proyección, los núcleos de comunicación hacia las plantas supe­riores e inferiores, la cafetería y los servicios necesarios complementarios (taquillas, etc…)
En la planta primera se sitúa la Biblioteca y una sala de exposición permanente. Mientras que las plantas segunda y tercera están destinadas a oficinas del ICIC (Institut Català de les Indústries Culturals). La planta segunda es una sala diáfana, abierta a la plaza y a la calle Espalter, con una terraza sobre la calle Sant Josep Oriol. La planta tercera se ilumina en parte también por un patio que se convierte en lucernario sobre el techo de la planta segunda.
En el subterráneo, y bajo la proyección del edificio, se sitúan las dos plantas de archivo-almacén, mientras que en la parte del subterráneo que queda bajo la plaza se sitúan las dos salas de proyección.

Emplazamiento: Plaza Salvador Seguí, distrito del raval, Barcelona
Superficie: 7.515 m2
Autor: Josep Lluís Mateo
Cliente: ICIC (Institut Català de les Indústries Culturals)
Presupuesto: 12.000.000 euros
Estructura: BOMA, Agustí Obiol
Instalaciones: Grupo JG
Presupuesto: Tram
Protección contra incendios: Francesc Labastida
Constructora: Emcofa




0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada