BARCELÓ-BALANZÓ

Pabellón de España . EXPO MILANO 2015


BARCELÓ-BALANZÓ ARQUITECTES . LAGRANJA DESIGN

El encargo para el diseño y realización del Pabellón español de la Exposición Universal de Milán 2015 da dos pistas fundamentales que nos han conducido de un modo casi inevitable a la idea que presentamos.






Casa España
La mesa como símbolo y como metáfora.
¿Por qué una mesa?
Por un lado el tema de la Expo: la alimentación, con un enfoque claro hacia el futuro y la sostenibilidad.
Por otro la integración en los requisitos del concurso de todo el proyecto en su conjunto, sin separar como es habitual entre contenedor y contenido. Es decir, se nos pide que desarrollemos un proyecto que incluya el edificio y el discurso expositivo.

Si el tema es el que es, parece casi lógico que el centro conceptual y espacial de nuestro pabellón sea la comida. Y el espacio en el que esa comida se disfruta. Por eso una mesa. Una inmensa mesa que quiere representar la gran mesa a la que todos los habitantes del mundo tenemos derecho y estamos invitados.
Esa mesa, tan larga como el Pabellón, constituye al mismo tiempo el eje del contenedor, el centro del edificio, y el generador del contenido, que no es otro que la alimentación, algo que se explica de una manera más eficaz desde una aproximación absolutamente real: comiendo.
A partir de esa mesa, que es contenedor y contenido, se vertebra todo nuestro proyecto, en un viaje hacia dentro, hacia el plato, y hacia fuera, hacia el lugar donde esa mesa existe: la casa.
Hemos querido huir de propuestas bicéfalas, que desarrollen un contenedor espectacular en el que incluir posteriormente un contenido determinado. Nuestro pabellón es una sola cosa: la mesa para ocho mil millones de personas, la mesa para todos.

Existen pocos elementos comunes a nuestra vida diaria con la capacidad simbólica y poética de la mesa. Y que a su vez nos representen como país de una manera más eficaz y poderosa.
Para empezar la mesa representa mejor que nada nuestro carácter solidario. La mesa es donde se comparte aquello que es fundamental. En lo peor de la crisis, en las mesas de las familias españolas, el popular “Donde caben dos, caben tres” de nuestro imaginario cultural se ha revelado como un concepto poderoso de integración y solidaridad que nos ha permitido soportar el problema: hemos cabido todos.
Esa es la primera idea que queremos destacar y desarrollar en un pabellón que pretende explicar qué puede aportar España a la solución del problema de la alimentación en el mundo. Los visitantes experimentarán en primera persona esa generosidad intrínseca a nuestra manera de entender las relaciones, en las que la comida juega un papel absolutamente central. Serán invitados a nuestra mesa y compartirán entre todos aquello que podamos ofrecerles, mientras reflexionamos sobre esa actitud como elemento esencial del futuro de nuestro planeta. Si no compartimos, no seremos.
Por eso el edificio que alberga la gran mesa es una gran casa, arquetípica en su forma y acogedora en su interior. Queremos explicar de la manera más evidente posible la necesidad de una actitud determinada ante los retos del futuro, una actitud muy nuestra.

Objeto del Concurso:
Pabellón de España en la EXPO MILANO 2015
Emplazamiento: Feria di Milano, Italia
Fecha del Concurso: Marzo 2014
Entidad convocante: Acción Cultural Española AC/E
Premio: MENCIÓN DE HONOR
Superfície: 2.909 m²
Equipo:
Autores: BARCELÓ-BALANZÓ ARQUITECTES SLP + LAGRANJA DESIGN SL
Proyecto expositivo: Gonzalo Fanjul
Comunicación: Toni Segarra / Màrius Zorrilla


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada