Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Tenía dificultades para distinguir las fachadas de piedra de aquellas en las que un simple revoco la imitaba. Claro que en pleno siglo XXI, ¿qué podía haber más falso que la piedra?

Carlos Cachón



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada