vora arquitectura

Comercio portátil en el Auditori . Barcelona


vora arquitectura . fotos: © Adrià Goula

El Auditori de Barcelona requería de un soporte físico para la venta puntual y efímera de productos culturales, con la implantación variable por los distintos vestíbulos del edificio.
Una tienda flexible, desmontable y transportable, que se configura en base a la agregación variable de armarios y mamparas móviles y plegables.
Las mamparas definen una esfera interior en áreas de gran tamaño y forman un objeto reconocible desde el exterior. Los armarios son expositor y almacenamiento al mismo tiempo.
Ambos mamparas y armarios se pliegan en diferentes posiciones, lo que permite múltiples formas de agregación y configuraciones espaciales.











El Auditori de Barcelona requiere emplazar una puntualmente una tienda móvil en los vestíbulos de las diferentes salas de conciertos del edificio. No se necesita una tienda estable, pero el Auditori edita productos culturales propios que pone a la venta en algunas ocasiones con mucha afluencia de público.
Hay que diseñar el soporte para esta venta puntual y efímera.
El Auditori cuenta con 4 salas de conciertos y sendos vestíbulos, de diferentes características. La implantación de este soporte para la venta tiene que poder ser diversa en forma y tamaño, y adaptable a esta multiplicidad de espacios.
Diseñamos una tienda configurada en base a la agregación flexible de armarios y mamparas móviles y plegables.
1. Continuidad y contraste:
Los vestíbulos del edificio, especialmente el de la sala grande, son generosos en espacio y volumen. Y tienen un carácter muy marcado, determinado por la estructura compositiva de sus paredes (almohadillado de paneles enmarcados en retícula de hormigón) y la materialidad cálida de la madera.
Nos preocupaba especialmente ajustar el "tono" del artefacto a diseñar y su relación formal y material con estos espacios tan potentes. Optamos por una estrategia de dualidad continuidad/contraste. Continuidad de los mecanismos compositivos esenciales del edificio, y al mismo tiempo contraste cromático. Una estrategia que nos hace sentir seguros: la tienda es específica de este edificio y se relaciona bien con él, y al mismo tiempo puede colocarse libremente en el espacio y distinguirse lo suficiente para atraer a los amantes de la música más allá de la sala de conciertos.
2. Espacio pequeño dentro de un espacio grande.
Las mamparas definen un ámbito interior acogedor y de dimensión humana en espacios de gran escala y que pueden cambiar, y al mismo tiempo definen un objeto de dimensión suficiente para ser reconocible desde el exterior.
3. Movilidad y transporte.
Mamparas y armarios incorporan ruedas y se pliegan para su desplazamiento. La modulación de los elementos es de 40 cm y de pliegan para ocupar un máximo de 80 cm, para poder ser transportados en ascensor entre plantas del edificio.
El montaje y desmontaje es rápido. Bisagras entre módulos, compases superiores para fijar la posición y tornillos pasantes para unión entre mamparas coplanares.
4. Flexibilidad.
Mamparas y armarios se pliegan en varias posiciones. Esto permite múltiples formas de agregación y, con ello, multiplicidad de configuraciones espaciales. Agregando o reduciendo el número de elementos también se puede modificar el tamaño de la tienda.
Los pliegues de las pantallas, además, tienen una función de estabilización estructural, a modo de contrafuertes.
Los armarios se pueden plegar y cerrar con llave y mantener así la tienda colocada en su sitio pero cerrada.
5. Versatilidad.
Los armarios son a la vez almacén de producto y también mostrador. Incorporan una vitrina que permite exponer los productos culturales producidos por el Auditori cuando la tienda está cerrada.
Las mamparas incorporan revisteros en el lado "interior", a modo de expositor vertical de producto. En el lado “posterior” son soporte de cartelería e incorporan revisteros en los que colocar folletos y programas de mano.
6. Low-tech.
La tienda tenía que ser muy económica. Se construyó con listones de madera de pino y paneles laminados industriales (abeto spruce). Se le ha dado un tratamiento cromático mediante veladura blanca, para que se lea sutilmente la textura de la madera pero se escondan los nudos del panel industrial, al mismo tiempo que se destaque dentro de los espacios interiores del edificio acabados en madera. Los mecanismos, bisagras, cerraduras y ruedas son sencillos, de ferretería, low-tech.
Las mamparas incorporan compases de doble posición en la cara superior, para fijar la colocación en ángulo de 90 ° y dar estabilidad, y también para fijar la mampara una vez cerrada y facilitar su transporte.

Comercio portátil. Auditori Barcelona
Proyecto: 2012
Obra: 2012-13
Arquitectos proyecto: vora arquitectura (Pere Buil, Toni Riba).
Colaboradores: Albert Rubio, Adrià Guardiet
Arquitectos obra: vora arquitectura (Pere Buil, Albert Rubio)
Constructor: Francisco Herrándiz
Promotor: Auditori de Barcelona


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada