Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Reconozco en el entrevistado, que critica por falto de rigor un sistema educativo que minimizó la importancia de los suspensos buscando construir una sociedad que no sólo juzgase a sus alumnos por su rendimiento, al profesor que cierto día, tras haberme suspendido y pasar por su cátedra, me aprobó sólo al ver mi rostro, es de suponer que al reconocer en él al que desde la última fila diariamente le escuchaba atento, quizás con el añadido de estar rodeado de compañeras no precisamente carentes de elegancia. Clarividencia la del que entiende el valor del sistema educativo y la insignificancia de la asignatura que imparte.

Carlos Cachón


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada