Salvadó . Espanyol . STEM

RE-HABITAR CAL XICO . La Fatarella


Núria Salvadó y Aïda Espanyol / STEM arquitectes ( Esteve Aymerich, Inés de Rivera y Ton Salvadó) . fotos: © José Hevia

Hacía muchos años que en Cal Xico no vivía nadie, hasta que la Fundación Solà de La Fatarella planteó su re-habitación. El objetivo era volver a darle vida, y nuestro trabajo consistió en volver a darle aquella vida, sobre todo haciendo revivir su memoria, esto sí, con los mínimos medios.

















Primero imaginamos esa vida, pensando en cada uno de los espacios. En el sótano, donde derramaba el trullo proponíamos un lugar donde mostrar y almacenar vinos de la Terra Alta y por lo tanto crear el espacio adecuado para la cata. En la antigua cuadra de animales encontraríamos el taller de historia, donde se explicaría la historia de Cal Xico. Justo encima en el pajar, en un espacio de muy poca altura, iba el taller de los juegos, donde se recuperarían los juegos tradicionales de La Fatarella y la Terra Alta. En la planta intermedia iba el taller de información, aprovechando las dependencias menos particulares y ya reformadas anteriormente. En la planta segunda, seguramente la de distribución más compleja imaginamos el taller de letras, y el taller del gusto, para la recuperación de toda la cultura culinaria de la comarca. Y en la buhardilla iba el taller del cuerpo, destinado tanto a la música y a las artes corporales como a las danzas tradicionales, el teatro...
Y todas las actuaciones consistían en mantener el máximo posible del pasado y posibilitar los usos reinventados con las mínimas intervenciones. Había que conservar la porcelana encontrada en los entrevigados, los esgrafiados-grabados domésticos aplicados a techos y paredes... incluso el humeado de las paredes y del techo derivado de los sucesivos hogares de fuego, para mantener la textura, la memoria y la atmósfera del lugar.
Para conseguir mantener la lectura de la distribución y la vida de la casa, actuamos en el caso más singular, en la segunda planta, manteniendo los tabiques de distribución suspendidos en el aire para de este modo recordar como había estado de fragmentada la planta.
También fue necesario proceder al refuerzo estructural de los techos, el refuerzo estructural de vigas principales, con una chapa de compresión. Repavimentar y nivelar a base de un pavimento continuo, de texturas y acabado similar al de las paredes, mediante una mezcla de cemento, arena y griffit. Y en las paredes aplicamos un fijador para poder conservar las texturas originales. El hierro iría tan sólo protegido con una capa de Owatrol. La madera preexistente con esmalte (igual a como estaba), la nueva con Xylacel, así hacíamos evidente la posición de la nueva carpintería y la de los elementos recuperados.
Las instalaciones irían vistas con tubo fergón, y las luminarias de fluorescentes y bombillas de bajo consumo, hechas artesanalmente (como el enyesado de techos y la formación de antiguos tabiques) con un entramado de cañas del lugar....
Y así poco a poco, y de manera totalmente artesanal y dilatada en el tiempo, estamos consiguiendo recuperar la vida de la casa.

RE-HABITAR CAL XICO
Cal Xico c/el solà 23, La Fatarella
Núria Salvadó y Aïda Espanyol / Esteve Aymerich, Inés de Rivera y Ton Salvadó, arquitectos
Kerstin Strüwind, Maria Campos, colaboradores
Fundació El Solà, promotor
Fotografias: José Hevia
Proyecto: 2008-2010
Construcción: 2012-2013
Superfície reformada: 360 m2


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada