SERRANO + BAQUERO

LA CASA DE LOS SIETE SUELOS . Granada


SERRANO + BAQUERO

En ocasiones la materia con la que trabaja el arquitecto es la memoria de las cosas que encuentra.
No es difícil remitirse a actuaciones donde se aplican ciertas lógicas relacionadas con la memoria de los lugares u objetos, normalmente asociadas a la noción de patrimonio y casi siempre hablando en torno a la ciudad y sus cambios a lo largo del tiempo. Como por ejemplo, los trabajos en edificios públicos tras una catástrofe o el tratamiento de vacíos urbanos consolidados.





























Cuando se trata del interior de una casa es más difícil operar con estos parámetros. En el mejor de los casos podemos encontrar acciones de recuperación de antiguas estructuras o elementos constructivos que remiten al origen del edificio y tratan de buscar la sinceridad de la construcción anterior tratando de revelarla como un telón de fondo en la vida de los nuevos ocupantes.
Se nos plantea la rehabilitación de varios pisos en un antiguo inmueble en la Alcaicería de Granada1. Tras varias visitas encontramos que todas las viviendas tenían diferentes suelos superpuestos a un pavimento de baldosas hidráulicas pertenecientes a la construcción original del edificio.
Llamaba la atención que este suelo hidráulico estaba dispuesto de una manera peculiar, formado por siete tipos de baldosas diferentes, asociadas cada una de ellas a una actividad diferente dentro de cada casa. De este modo todas las cocinas tienen el mismo tipo de baldosa, y de igual manera los baños, los dormitorios, los comedores, las salas de estar, pasillos o salas de estudio.
El proyecto plantea eliminar todas las particiones anteriores, dejando únicamente los elementos estructurales, muros de carga de ladrillo, restaurar completamente las baldosas encontradas e introducir un mueble que sirva como nuevo configurador del espacio.
De esta forma las estancias anteriores siguen dibujadas a través de los siete tipos de suelo y se podrá imaginar sus antiguos usos, por medio del código que se había utilizado. Las nuevas casas se configuran sobre un mapa de actividades anteriores y se crean nuevas estancias que mezclan suelos y usos, superponiendo nuevos programas mediante el único mueble introducido que altera los límites dependiendo de cada situación.

1. Las imágenes utilizadas en el trabajo pertenecen a fotogramas de la película ‘Canibal’ del director Manuel Martín Cuenca. Dichas escenas fueron grababas en uno de los pisos implicados en el proyecto. En la película se conservan todas las actividades asociadas a los suelos originales, de tal modo que el actor Antonio de la Torre duerme en la habitación con el suelo correspondiente o come en la estancia con el suelo de comedor.

Arquitectos autores:
Paloma Baquero Masats
Juan Antonio Serrano García
Colaboradores:
Maxime Rousseau y Ziwei Li


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada