aeiou arquitectos

espacio parque san francisco . puerto de la cruz


aeiou arquitectos

El proyecto para para la construcción del Espacio Parque San Francisco de Puerto de la Cruz, nace desde un cuidadoso estudio del entorno próximo, con el fin de obtener una volumetría que quede perfectamente integrada en la ciudad. Nos merecen especial atención aquellos edificios que una vez construidos son asumidos por las ciudades dando la sensación de haber estado construidos allí siempre.












IGLESIA DE SAN FRANCISCO
En este sentido nos parece interesante realizar dos importantes labores de sutura en la parcela, que intenten potenciar el potencial plástico que posee la pequeña y hermosa Iglesia de San Francisco.
Por un lado, a lo largo de la calle San Juan se elimina la posibilidad de construir un edificio de dos plantas, buscando alinear la nueva construcción del Espacio de San Francisco, con el alzado del Edifico Haral, permitiendo que la calle tenga siempre la misma anchura y sobre todo ganando una nueva perspectiva del campanario de la Iglesia desde la calle Santo Domingo. El campanario se refuerza con un muro de hormigón que continúa la traza del actual espacio triangular que aloja una campana.
La otra importante labor de sutura que se realiza en la parcela, es la creación de un nuevo espacio urbano que conecte la actual plaza del Doctor Víctor Pérez con la calle Agustín de Betancourt. De esta manera conseguimos obtener una plataforma que revestida de un mismo material (piedra similar a la del campanario de la Iglesia) que nos permite conseguir un espacio urbano continuo en el que la Iglesia emerge en una posición central con un marcado carácter escultural y protagonista del espacio público. La sensación es la de obtener una nueva plaza del Doctor Víctor Pérez que prácticamente triplica su actual espacio y contiene una escultura de bulto redondo en una posición asimétrica que es la actual Iglesia.
El nuevo alzado que surge de la Iglesia de San Francisco se pretende dejar revestido del muro de ladrillo que actualmente posee la sala del espacio escénico (y que tiene una marcado carácter de mejorar la acústica del ESF) y que pretendemos dejar como una preexistencia de la memoria del lugar, que nos recuerde la importante labor cultural que ha desarrollado para la ciudad el viejo Espacio de San Francisco.


AUDITORIO-ESPACIO ESCÉNICO
Esta instalación entendemos que es la principal dentro del Espacio Parque San Francisco y se plantea como un espacio multifuncional, de manera que sea utilizado como espacio escénico, musical, para congresos y reuniones. Para ello se proyecta un espacio continuo, negro y neutro, de aproximadamente 20x42 metros y 11 metros de altura, con un sistema de asientos desmontables que permitan dejar la sala diáfana con el objeto de permitir el desarrollo de propuestas vinculadas a nuevas tendencias artísticas, exposiciones, circo, música, teatro, nuevos medios, performance, etc.
La totalidad del techo del patio de butacas se convierte en un techo técnico practicable al objeto de poder suspender los elementos de escenografía necesarios para la representación de propuestas innovadoras. Cuando los asientos se recogen se obtiene un espacio diáfano de 623 m2.
La disposición de los asientos nos permite obtener una sala para 743 personas con un escenario aproximado de 150 m2, o dos salas más pequeñas, de 493 y 250 butacas respectivamente. Ambas salas se pueden utilizar de manera simultánea con un sistema de compartimentación de muros móviles alojados en la caja perimetral. Para facilitar la carga y descarga del escenario existe una puerta que lo comunica directamente con el nuevo espacio urbano creado en el lateral de la Iglesia.
El acceso a estas salas se produce a través de un vestíbulo que aloja una pequeña zona de guardarropa de un tamaño suficiente para alojar a los espectadores en los entreactos. Este vestíbulo, iluminado cenitalmente a través de unos lucernarios, se encadena con otros dos pequeños espacios (a lo largo de la calle Betancourt), que posibilitan su posible utilización como espacio de exposición temporal. El acceso a este vestíbulo se realiza a través de la citada Calle Agustín de Betancourt en la que se encuentran también las taquillas se organizadas en la planta baja de la Casa Martel.
A continuación del espacio escénico se sitúan todas las dependencias necesarias para que éste tenga un buen funcionamiento, tales como camerinos, aseos, almacenes, cuartos técnicos,…); éstos se organizan entorno a un patio. En esta banda se sitúan el núcleo de comunicación principal, que contiene una escalera, dos ascensores panorámicos que a medida que suben nos descubren la presencia cercana del mar, proporcionándonos una hermosa panorámica del puerto. El edificio también posee un montacargas que conecta todas las plantas del edificio.
SALAS POLIVALENTES
Se sitúan principalmente en dos zonas. Las salas de exposiciones temporales y polivalente se proyectan en la planta cuarta, inmediatamente encima del espacio escénico, mientras que el salón de actos se sitúa en la planta baja de la casa Martel, aprovechando el espacio que se genera al cubrir el patio con unos lucernarios, permitiendo de esta manera un acceso rápido y directo desde la calle Agustín de Betancourt. En este espacio se produce una macla con la administración del Museo Macew de tal manera que se produce un interesante juego de escalas resaltado por la luz cenital.
MUSEO MACEW
Las tres salas principales del Museo (Uno, Dos y Tres) se proyectan como un espacio único que se puede subdividir y organizar a través de unos tabiques móviles que permiten una mayor flexibilidad expositiva. Se sitúan en la planta quinta y se iluminan a través de una gran vidriera que enmarca la hermosa vista que desde aquí se produce del paisaje de la isla, incluido el Teide. Esta vista se pretende sea una obra de arte más que se exponga desde el museo. El recorrido de las tres salas termina en la tienda que se convierte en una sala más de exposición.
USOS COMPLEMENTARIOS
La administración se diseña en la planta primera de la Casa Martel, aprovechando el hermoso espacio casi de doble altura que se genera rematado con la cubierta de madera.
Especial importancia se le ha dado al espacio de restauración diseñándolo en la planta sexta y dotándolo de una gran terraza desde donde se puede admirar el hermoso paisaje volcánico de la isla. La colocación del restaurante-cafetería en la última planta lo posibilita la existencia funcional del montacargas que permite una fácil llegada y salida de las mercancías.
ESTACIÓN TRANSFORMADORA, ALMACENES GENERALES E INSTALACIONES
Se alojarán en el sótano ventiladas a través del patio de servicio. Su tamaño será el adecuado para un correcto uso de las mismas.


AUTOR:
D. José Antonio Lozano García
COLABORADORES:
D. Marcos Cortés Lerín
D. Hugo Martínez García



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada