Murado & Elvira Arquitectos

Casa entre encinas . Badajoz


Murado & Elvira Arquitectos . fotos: © david frutos . © miguel de guzmán

Esta vivienda comienza con el deseo del cliente de ver el sol poniente y el fuego de la chimenea simultáneamente, y en segundo lugar con la posibilidad de tener una casa casi inexpugnable cuando no fuera usada, sin por ello perder pleno contacto con la naturaleza que la rodea.















© miguel de guzmán

© miguel de guzmán





Esquema de organización de las actividades domésticas a partir de un elemento infraestructural ligero: un perfil de acero en ángulo de 150x150 mm que activa su espacio de influencia. Actúa como una 'mini-infraestructura', ya que define los espacios principales de la casa, indistintamente interiores o exteriores, y a la vez contiene conducciones eléctricas y de agua para los espacios exteriores, proporcionando una suerte de iluminación de gálibo, además de duchas exteriores y lugares de juego y descanso.




El primer requerimiento condiciona la organización de los ámbitos de la vivienda. Además, la casa se acomoda a la disposición de los alcornoques y encinas que la rodean, un dato clave en la configuración definitiva de la planta.
A poniente se sitúa una ventana con suficiente profundidad para que no entre el sol más agresivo del oeste. Su orientación es tal que, al final del día, entra el sol ya muy bajo entre las encinas. Una pared blanca recibe esta fuente de luz anaranjada y la proyecta por toda la estancia.
El segundo requerimiento determina la solución constructiva que satisface la relación entre el interior y el exterior. Para ello se dispone una ligera estructura capaz de soportar grandes puertas correderas de 2.5x2.8m. Esta estructura actúa realmente como una 'infraestructura'. Define los espacios principales de la casa, indistintamente interiores o exteriores, y a la vez contiene conducciones eléctricas y de agua para los espacios exteriores, proporcionando una especie de iluminación de gálibo, además de duchas exteriores y lugares de juego.
Una vez cerradas el interior queda aislado, mientras que al abrirse queda expuesto generosamente al exterior. Con ello, la vivienda expande sus dominios más allá de sus propios límites, diluyéndolos, apropiándose del espacio que la rodea, y convirtiendo la naturaleza exterior en un espacio doméstico más.

Autores del proyecto:
Juan Elvira y Clara Murado
Colaboradores:
Tomás Gil (cálculo estructural)

Situación:
Finca el Manantío,
Carretera de Valverde km. 9,5
Camino de las Ánimas S/N
Badajoz, España.
Redacción del proyecto:
Marzo de 2004
Fin de obra:
2007
Presupuesto total:
148.000 €, IVA incluido
862 €/m2
Superficie Construida:
172 m2


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada