Prous . Ribas

vivienda N1 . Igualada


Jaime Prous . Damián Ribas . fotos: © Aleix Bagué . © Eugeni Pons

Somos incapaces de describir esta casa, así que damos las 5 instrucciones que la han hecho posible.











© Eugeni Pons

© Eugeni Pons

© Eugeni Pons

© Eugeni Pons





1. Recintos, porches y patios por Gottfried Semper:
“Se podría sintetizar y traducir la arquitectura a tres elementos básicos: recintos, patios y porches. Recinto cuando el espacio está completamente cerrado, un espacio introvertido; patio, cuando a este recinto se le extrae la tapa y el porche cuando todo el espacio se libera para dejarlo cubierto simplemente mediante un techo.”
2. Los patios de Alejandro de la Sota:
“El mito de la cabaña es la necesidad del ser humano de crearse una intimidad, es por el hecho de crear una intimidad que el ser humano renuncia a la naturaleza. Todas las acciones que haga el ser humano en la arquitectura serán dirigidas a introducir esa naturalidad, por ejemplo; las pinturas rupestres, un cuadro, una ventana e incluso un patio. El patio en el centro si la casa es grande y lo permite, o el patio delante y detrás si la parcela es estrecha. Y eso es así desde Pompeia hasta Mies”
3. La luz de Campo Baeza:
“...lo primero que debe hacer el hombre cuando se enfrenta a la arquitectura es luchar contra las leyes de la gravedad. El segundo, debe ser trabajar con el único material que es gratis en arquitectura, la luz.”
4. Los sentidos de Ferran Adrià:
“A la hora de apreciar un cuadro, una escultura, una película, una obra musical, la emoción que pueda producirse se percibe a través de los sentidos. En el caso de la cocina sucede exactamente lo mismo son los sentidos los que permiten que nuestro cerebro reciba esta sensación.”
5. El toque personal:
“Un arquitecto no es más que un sastre o un zapatero. Un ejecutivo tendrá que llevar un traje elegante, abrigado si hace frío y fresco si hace calor; un atleta, en cambio, necesitará un calzado cómodo y confortable. La arquitectura de- bería adaptarse al usuario para ayudarle a ser más feliz y obligarle a vivir con la naturaleza”


Memoria constructiva:
Arquitectónicamente el proyecto se articula mediante tres cubos, estos cubos se disponen de tal manera que generan entre si una suerte de patios que servirán para iluminar las diferentes estancias y espacios.
Estos cubos albergan en su interior la parte de programa funcional más estático, es decir: salón, cocina y dormitorios. Estos volúmenes tienen un carácter pétreo y macizo con el fin de conseguir un aspecto muy estereotómico donde las ventanas son perforaciones en dichos volúmenes.
La piedra blanca de capri fue el material decidido para estos contenedores. Con un despiece muy estudiado que aparentemente es anárquico pero sirve para aumentar la sensación de masividad y la vez que se minorizan las mermas en el corte de la piedra.
Estos tres volúmenes se conectan por una losa de hormigón plana, muy liviana y ligera que le confiere la imagen más tectónica de la propuesta y tiene la pretensión de ser una suerte de porche cerrado. Por estos motivos los vidrios juegan sin carpintería empotrándose directamente en los muros de piedra que entran desde el exterior.
Esta losa plana está destinada a un uso mucho más dinámico, las circulaciones de unos volúmenes a otros.
El segundo elemento que configura esta vivienda son los patios que surgen de la disposición de los volúmenes. Los patios tienen caracteres y tratamientos diferentes en función de la posición y el uso que tienen.
La escalera se ilumina a través de un patio vertical que llega hasta el sótano y está todo el forrado en la misma piedra blanca que compone la fachada y con dos grandes proyectores de luz. La cocina respira a un patio protegido mediante un toldo. El lobby está iluminado a través de otro patio cuyas paredes son de vidrio y suelo de agua con el fin de darle un carácter hetereo. El patio se ilumina a través de otro patio cuyo suelo está ocupado por el cornus sanginea, un tipo de planta de tallo muy verde.
El tercer y último elemento que configura esta vivienda es el porche, el porche permite proyectar el interior al exterior a la vez que deja a los usuarios colonizar el espacio exterior. El porche adosado al volumen de la sala de estar tiene la misma pretensión que el distribuidor, ser una losa de hormigón ligera y de aspecto muy estereotómico.
Además de este porche, la casa tiene un sinfín de diferentes porches que se van adaptando a las necesidades del lugar que protegen: acceso, habitaciones…
Porches, patios y volúmenes junto con luz y sombra son los verdaderos materiales que configuran esta vivienda y que pretenden ayudar y hacer más feliz la vida de los que la habiten.

Arquitectos:
Jaime Prous y Damián Ribas.
Colaboradores:
Clara G. Manich, Agustí Vidal, Dani Higueras, Leo Bautista, Jordi Serra.
Fotógrafos:
Eugeni Pons y Aleix Bagué.
Localización:
Igualada, Barcelona.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada